Dormitorio infantil saludable, Diseño de ambientes infantiles

¿Qué hay que tener en cuenta para diseñar habitaciones infantiles sanas?

Para el diseño de ambientes infantiles saludables, primero de todo vamos a descartar todo aquello que pueda tener una composición sintética que resulte tóxica al contacto o por inhalación.

La decoración de las paredes

Lo primero que decidimos es la decoración de las paredes, renovamos la pintura y tanto recién aplicada, como en los meses siguientes, se volatilizan los compuestos químicos que la componen, pasando al aire que respiramos a pesar de que no notemos olor.

Hay que tener en cuenta que el bebé en un principio va a pasar muchas horas en la habitación y que sus defensas todavía son bajas por lo que no debería estar expuesto a ningún tóxico.

Una buena elección sería utilizar pinturas ecológicas certificadas que garantizan que no contienen productos nocivos, o bien de bajas emisiones y libres de metales pesados, son una garantía de salud.

En el caso que decidamos utilizar papel pintado hay que tener en cuenta que sea lavable y elegir colas que no tengan disolventes, para evitar también que estos se volaticen en el aire de la habitación.

Suelos naturales

Las moquetas y las alfombras deberíamos de evitarlas, ya que acumulan muchos ácaros y son bastante difíciles de limpiar.

Siempre es mejor decantarse por suelos naturales como la madera, el bambú o el corcho, siempre con barnices naturales con certificación ecológica, que se puedan limpiar con facilidad utilizando productos sin tóxicos.

Los niños se sentirán más relajados si pueden andar descalzos, además se evita la electricidad estática.

Luz natural

La luz natural es fuente de salud, hay que intentar potenciarla en las habitaciones infantiles, sincroniza los ritmos biológicos y ayuda a tener un sistema inmune saludable.

Podemos contar con lámparas auxiliares de poca intensidad y luz cálida para favorecer el sueño.

Ventilación

La ventilación natural ayuda a mantener una calidad del aire óptima evitando condensaciones o la aparición de hongos además de eliminar sustancias nocivas para el sistema respiratorio.

Una buena práctica para la salud ambiental es ventilar la habitación todos los días entre 15 o 20 minutos.

Un ambiente con un aire poco saludable puede estar detrás de alergias, problemas respiratorios y bajadas de defensas.

Muebles

En este caso vamos a elegir muebles de madera natural y acabados con productos ecológicos certificados sin sustancias nocivas.

Cada vez somos más conscientes de lo importante que es disponer de un entorno saludable para los más pequeños de la casa, con un aire limpio de sustancias químicas, y por eso la oferta de muebles realizados en madera natural y acabados ecológicos se va ampliando, pudiendo disponer de un amplia gama estética en diferentes colores.

Los contrachapados, melaminas o lacados, contienen colas, barnices o lacas que habitualmente van asociados a la presencia de sustancias volátiles, especialmente los formaldehídos, un compuesto químico cancerígeno, que se encuentran prácticamente en todos los muebles convencionales.

Elegiremos piezas a la medida del niño, un mobiliario adecuado a sus necesidades, de materiales agradables al tacto y sin cantos agudos.

Textiles suaves y sin tóxicos para la cama

Los colchones para niños y bebés suelen ser de espuma poliuretano, un derivado del petróleo que puede contener sustancias potencialmente peligrosas.

Pero podemos escoger alternativas más seguras como los colchones ecológicos, de látex 100% natural, con lana, algodón fibras de coco.

Para las sábanas y la ropa de cama la mejor elección son los tejidos naturales que contribuyen a crear un buen ambiente interior, pero sobre todo “orgánicos”, que estén libres de pesticidas y tóxicos.

La limpieza

Los productos de limpieza habituales contienen componentes químicos perjudiciales para nuestra salud y la de nuestra familia.

Cuando realizamos la limpieza en nuestros hogares no somos conscientes de que estamos ensuciando químicamente nuestro ambiente, el aire que respiramos y las superficies, en el caso de los niños, que están en contacto con el suelo, llevándose todo a la boca, la tenemos que considerar otra fuente de entrada de sustancias nocivas al organismo.

Es preferible decantarse por la utilización de productos naturales para la limpieza de nuestros espacios familiares.

Consulta todos nuestros artículos de Biohabitabilidad.

Descubre cómo diseñar ambientes infantiles saludables.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.