Diseño cocina, hogar saludable, biohabitabilidad en casa

¿Qué es la Biohabitabilidad en casa?

La Biohabitabilidad en casa estudia hasta que punto un entorno es saludable y su nivel de bienestar. Preguntarnos si nuestro hogar cumple con los criterios recomendados de BIOHABITABILIDAD es un ejercicio imprescindible para ser consciente del tipo de vivienda que habitas.

Proponemos 10 factores a tener en cuenta para crear hogares saludables que favorezcan el bienestar de las personas en su casa.

  1. Aire Saludable
  2. Luz Biótica
  3. Agua
  4. Alimentación Saludable
  5. Materiales de cocina saludables
  6. Biofília
  7. Materiales y Revestimientos
  8. Mobiliario y Textiles
  9. Limpieza libre de toxicos
  10. Contaminación electromagnética
  11. Teletrabajo
  12. Diseño y Confort

1. Aire Saludable en el Hogar

Un aire limpio y puro crea las condiciones óptimas para la vida, revitaliza el ambiente, el organismo, además de ser fuente de salud y bienestar.

Por nuestros pulmones pasan de 15.000 a 20.000 litros de aire al día, por lo que una calidad óptima del aire que respiramos resulta vital para mantener una buena salud física y mental.

Pasamos una gran parte del día en nuestras casas, por lo que de la calidad del ambiente interior de nuestros hogares depende el estado de bienestar de nuestro organismo.

En el interior de nuestras casas, la calidad del aire puede estar comprometida por cientos de compuestos químicos que pueden formar parte del ambiente interior de nuestras viviendas convirtiendo el aire que respiramos en el hogar en potencialmente tóxico., así lo evidencia la EPA ( Agencia de Protección Ambiental Americana) que advierte que la exposición prolongada puede traer consigo importantes consecuencias.

La gran mayoría de los tóxicos presentes en el hogar se generan en su interior. Entre los factores de riesgo destacan los COV (Compuestos Orgánicos Volátiles), presentes en todos los hogares.
Conocer las fuentes más comunes de COV en el hogar, aprender a identificarlas, ayuda a minimizar y eliminar su presencia, pasaremos de respirar un aire contaminado a inhalar un aire saludable.

A mayor temperatura y mayor humedad ambiental, mayor es la volatización de estos productos en el ambiente interior, que una vez liberados se depositan en el polvo doméstico, pasando a ser este la fuente de exposición.

La exposición a COV, se relaciona directamente con el síndrome de la casa enferma.
La calidad del ambiente interior juega un papel importante en la salud de toda la familia.

2. Luz Biótica

La luz desempeña un papel muy importante en la salud, la luz natural del sol es imprescindible para un correcto funcionamiento de nuestro organismo, revitaliza, aporta energía, previene la astenia, potencia el buen humor, evita la depresión, y es fuente de vitamina D… por lo que la opción más saludable para iluminar el hogar es potenciar la entrada de luz natural en todas las estancias.

La luz natural es información para el cerebro y actúa como reguladora del reloj del organismo, el de los ritmos circadianos, y producir así las hormonas necesarias para activarnos o de ayuda para conciliar el sueño.

Esta tendencia llega con fuerza desde Estados Unidos después de realizar numerosos estudios científicos sobre los ciclos circadianos, y ver como es posible mejorar la calidad de vida, reducir el estrés y aumentar la productividad utilizando sistemas de luz adecuados.

En ambientes mal iluminados pueden surgir desequilibrios de los ritmos biológicos, por lo que lo ideal será que procuremos que en espacios interiores se reproduzca al máximo la calidad de la luz natural exterior.

La mayoría de las personas se sienten mejor en ambientes con luz natural o con una iluminación artificial óptima, en cambio sienten incomodidad en ambientes mal iluminados, por lo que lo ideal será que en interior de la vivienda se reproduzca al máximo la calidad de la luz natural exterior, el espectro solar i IRC (Índice de Reproducción Cromática).

3. Agua

El agua es un recurso imprescindible para la vida, y también escaso, de aquí que se le llame “el oro azul”.

Llega a nuestros hogares tras pasar por plantas de potabilización, de modo que desde el punto de vista microbiológico, el agua corriente que sale del grifo puede considerarse segura, pero puede venir acompañada de otros componentes.

No hay nada más cómodo y placentero que abrir el grifo de nuestra casa y echar un buen trago de agua. Pero esto no es posible en muchas viviendas debido a que el agua no tiene la pureza recomendable. Aunque todas las ciudades deben cumplir con una normativa a la hora de suministrar agua potable de determinada calidad, sólo algunas ciudades tienen un agua suficientemente buena como para beberla directamente del grifo, pero incluso en estas ciudades afortunadas, la composición del agua del grifo se puede mejorar mediante filtros que harán que bebamos del grifo un agua mejor.

La importancia de la hidratación

Entre los beneficios de beber agua encontramos una mayor concentración y un mejor funcionamiento del cerebro, además de eliminar toxinas del cuerpo y una adecuada regulación de la temperatura corporal.

Beneficios del consumo de agua:

  • Reducción del estrés, ya que la deshidratación puede causar cansancio mental.
  • Mayor rendimiento, ya que cuando estas deshidratado la concentración y energía disminuyen notablemente.
  • Mejora la digestión y el estreñimiento sobretodo en profesiones más sedentarias.
  • Reducción de enfermedades cardiovasculares y cáncer de colon y vejiga.
  • El acceso a agua de alta calidad evita que las personas consuman bebidas azucaradas que favorecen la obesidad.

4. Alimentación Saludable

Hay una relación entre salud y alimentación.

Disfrutar de buena salud depende de diferentes factores como la genética, el entorno, los hábitos de vida (práctica regular de ejercicio, evitar el estrés crónico, actitud positiva…), y sin duda de una buena alimentación.

Por esto es importante preocuparnos por la calidad real de los alimentos que consumimos, ya que el organismo se construye, se regenera y se vitaliza a partir de los alimentos que ingerimos.

Tener conciencia de que muchos de los alimentos que entran en el carro de la compra, están vacíos de nutrientes esenciales y de calidad, alimentos que desvitalizan y que pueden acabar dando problemas de desequilibrio en el organismo.

Podemos distinguir tres grandes categorías de alimentos:

  • Alimentos regeneradores con efectos preventivos para numerosas enfermedades.
  • Alimentos generadores imprescindibles para la vida que contienen los nutrientes y sustancias necesarias para el cuerpo y para gozar de buena salud.
  • Alimentos degeneradores, que pueden alterar los procesos biológicos, desvitalizantes y que contienen sustancias nocivas.

La proporción de alimentos de consumo diario de un grupo u otro condiciona en gran medida el equilibrio del organismo y suele ser determinante para tener un mayor o menos grado de salud.

Apostar por hábitos dietéticos lo más saludables posibles es el camino para prevenir enfermedades y tener un estado de salud óptimo.

5. Materiales de Cocina Saludables

Durante el procesado y la cocción de los alimentos, se pueden producir cambios importantes en la composición molecular de los propios alimentos, como la pérdida de principios activos y nutrientes, la transformación de unas sustancias en otras o la generación de nuevas sustancias o compuestos.

Por esto es importante la elección de los métodos de cocción y en que materiales son más adecuados por su composición.

Si el primer paso para una alimentación sana es elegir ingredientes de calidad, el segundo es escoger los utensilios de cocina siguiendo criterios de salud, ya que van a estar en contacto directo con los alimentos.

Comprar utensilios y recipientes con los que vamos a cocinar, servir o almacenar la comida es básico para tener la seguridad de que durante los procesos de elaboración no se liberan sustancias que pasen a los alimentos y a continuación a nuestro organismo.

Claves para una cocina sana:

  • Elegir ingredientes de calidad
  • Sistemas de preparación y de cocción saludables
  • Utensilios de materiales saludables.

6. Biofília

En un mundo donde cada vez abunda más lo artificial y lo tecnológico, el volver a la naturaleza será un objetivo común en las viviendas en un futuro, que buscarán entornos pensados para incrementar el bienestar a través de la Biofília.

¿Y qué es la Biofília?

El efecto biofília ya se está teniendo en cuenta a la hora de diseñar nuestros hábitats. Este tipo de diseño se está utilizando cada vez más en nuestras casas.

Se trata de instaurar elementos capaces de recrear la naturaleza dentro de un espacio interior.

El principio es muy simple, conectar a las personas con la naturaleza para mejorar el bienestar.

El impacto que tiene la naturaleza en nuestra salud es mayor de lo que muchos imaginan. Quizá esto va a cambiar la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos.
Se han realizado muchos estudios sobre los beneficios de integrar la naturaleza en los espacios de interior, por esta razón se está recurriendo cada vez más a la biofilia para promover el bienestar, la salud y el confort emocional.

El diseño biofílico surgió gracias a los estudios del sociólogo Edwar O. Wilson sobre el concepto de la biofília y los beneficios que nos aporta el contacto con la naturaleza.

Sobre biofilia en la wiki.

7. Materiales y Revestimientos

Los materiales de acabado interior como la pintura, los suelos, la carpintería interior, tienen un papel importante en la calidad del aire y del ambiente de dentro de casa, especialmente desde que se introdujeron los materiales sintéticos derivados del petróleo.

Desde el punto de vista de la salud, los materiales de nuestra vivienda deben de comportarse como si de una piel biológica se tratara, que nos proteja y nos aísle del exterior.

El bienestar de los habitantes de la casa dependerá de una correcta elección de los materiales.

Cualquier cambio que realicemos en nuestra vivienda sin tener en cuenta ciertas sustancias químicas sintéticas, convertirá nuestro espacio en poco saludable.

La mejor opción para preservar nuestra salud y la del medio ambiente es elegir materiales naturales, de procedencia y gestión sostenible, biodegradables cuyo ciclo de vida no genere sustancias químicas contaminantes del aire y que puedan alterar la salud de las personas.

Si tienes que reformar o quieres convertir tu casa en un espacio saludable, es importante tener en cuenta los parámetros de Biohabitabilidad.

8. Mobiliario y Textiles

¿Qué pasa con el equipamiento interior del hogar?

¿Qué debería tener en cuenta?

El mobiliario y los complementos de decoración también tienen un papel importante en la calidad del aire y del ambiente de dentro de casa, especialmente desde que se introdujeron los materiales sintéticos derivados del petróleo.
Decidirnos por un mobiliario sano y ecológico para vestir nuestras casas, es igual de importante que escoger una alimentación saludable, si lo que te rodea es orgánico, natural, sin tratamientos químicos, y realizado en materiales naturales, sin lugar a dudas es la mejor alternativa para tí, para tu familia y para el planeta.

Tenemos que desechar en nuestros hogares mobiliario construido con materiales que emitan formaldehídos al ambiente por ser un componente tóxico para nuestro organismo.

Los tejidos con los que vestimos nuestras casas son un elemento clave a la hora de crear hogares saludables, además de elementos de decoración. Los textiles naturales y orgánicos pueden mejorar nuestra calidad de vida y nuestra salud, forman parte de una casa más sana.

Son tejidos 100% naturales , sin químicos ni residuos, que además tienen propiedades higiénicas y antibacterianas y que son saludables tanto para las personas como para el medio ambiente.

Su utilización contribuye a generar viviendas más sanas y hogares más felices.

Tenemos que prestar atención especial a los dormitorios, por ser el lugar de descanso donde más horas pasamos. Por ejemplo la importancia de un colchón ecológico.

9. Productos de limpieza libres de Tóxicos

El cuerpo humano ha evolucionado durante millones de años expuesto a gérmenes, bacterias, virus, polvo, ácaros y pólenes diversos, y tiene mecanismos de protección frente a los mismos. Para lo que no estaba preparado a miles de moléculas químico-sintéticas que no proceden de la naturaleza.

En la mayoría de los casos, todos creemos que nuestras casas están limpias y son sanas, en cambio nuestra vivienda puede ser una de las fuentes de contaminación más importante para nuestra salud.

En términos de salud, un hecho tan cotidiano como hacer la compra y la elección de los productos, adquieren una gran importancia porque de ellos dependerá la calidad del aire interior de la vivienda, nuestro bienestar y la salud de toda la familia. La mayoría de los productos no son necesarios y se podrían sustituir por otros más saludables.

No podemos limpiar nuestras casas de gérmenes ensuciándolas de químicos.

10. Contaminación electromagnética

En nuestros hogares hay múltiples fuentes generadoras de campos eléctricos y magnéticos, que pueden alterar el equilibrio del organismo.

Los avances tecnológicos, ligados a la electricidad nos hacen la vida más cómoda, hasta el punto de que no nos podemos imaginar vivir sin ella.

No tenemos que renunciar a la comodidad que nos aporta la tecnología, pero si adoptamos hábitos más saludables estaremos apostando por la salud de toda la familia.

Como usuarios podemos conseguir minimizar estos efectos evitando una exposición continuada a las ondas electromagnéticas.

En los estudios de biohabitabilidad valoramos los límites de seguridad ante una exposición prolongada a factores ambientales de riesgo como son los derivados de la tecnología. Especialmente en los dormitorios, por ser lugares de mayor permanencia donde el cuerpo mediante un sueño reparador realiza los procesos biológicos de reparación y regeneración.

Las continuas investigaciones y los estudios epidemiológicos realizados han contribuido a que la OMS incluya la contaminación electromagnética como posible causa del desarrollo de ciertas enfermedades.

11. Teletrabajo

Trabajar en casa es un gran desconocido para muchos.

Busca un lugar cómodo y confortable donde puedas estar tranquilo, además, es muy importante que tengas buena luz natural y tener una temperatura adecuada.

Lo ideal es contar con una habitación específica, en la que puedas disponer de tu mesa y de todas las cosas que necesites para hacer tu trabajo. Separar los ambientes es fundamental.

Hay que asegurarse de que el espacio elegido tiene todo lo que necesita una persona para trabajar con tranquilidad y concentración, confort térmico y de humedad, orden, una buena iluminación, aire saludable y elementos que aporten a este espacio un toque personal y confort.

Establecer una rutina para las comidas y los descansos, realizando pausas regularmente, recomendable realizar pausas cortas y frecuentes. Deben estar dedicadas a descansar la vista y a caminar un poco.

El movimiento y el ejercicio físico es imprescindible para evitar problemas posturales que puedan derivar en lesiones. No hay que olvidarse de escoger una dieta saludable. Basa tus menús, desayunos y meriendas en los alimentos más saludables.

Tener en cuenta todos estos factores nos llevarán a crear un espacio laboral saludable en nuestra casa y a la vez a cuidar de nuestra salud física y mental.

12. Diseño, Confort y Biohabitabilidad en casa

El enfoque en la seguridad de los espacios interiores es nuevo para algunas personas. Para nosotros es algo que creemos es una necesidad y que llevamos tiempo impulsando. Debemos confiar en los espacios en los que vivimos y en los que pasamos gran parte de nuestra vida.

Tenemos que confiar en el aire que respiramos, en que nuestros entornos sean limpios y seguros para nosotros.

Vivimos tiempos de cambio y el confort y el bienestar, junto con la salud son términos que cada vez toman más fuerza en nuestras vidas.

Trabajamos allí donde existe una necesidad, desarrollando unos servicios que cubran todas las demandas de futuro saludables y sostenibles.

Para crear y diseñar espacios saludables, ecológicos, libres de tóxicos es importante hacer una selección muy cuidadosa de todos los materiales a utilizar y tener en cuenta las diferentes estancias, desde los espacios para los niños libres de sustancias nocivas donde puedan crecer sanos y felices, las zonas de descanso con materiales que no interfieran en los procesos de regeneración de nuestro organismo al alterar los ciclos biológicos, cocinas sanas libres de materiales tóxicos que puedan alterar los valores nutricionales de los alimentos escogidos, espacios para teletrabajar que reúnan una condiciones idóneas para poder desarrollar nuestras funciones, y en su conjunto casas limpias y libres de tóxicos, donde poder disfrutar de nuestras vidas y donde resulte un poco más fácil alcanzar la Felicidad.

Si estás pensando en convertir tu vivienda en un hogar saludable, has llegado al lugar adecuado. Contáctanos para saber más.

Consulta todos nuestros artículos sobre Biohabitabilidad.

Artículo interesante sobre Lifestyle y Biohabitabilidad en casa en La Vanguardia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.